Subscribe to John Mauldin's
FREE Publication:

Thoughts From the Frontline

Sign up for John’s free weekly letter and join 1 million of his closest friends.

We will never share your email with third parties

  • Editorials
  • In The News
  • -->

    Thoughts from the Frontline

    ¿El Cenit del Petróleo o el Cenit Energético? – Una Solución Feliz

    December 10, 2012

    Choose your language

    Un tema recurrente en esta carta han sido las conexiones entre asuntos que parecen muy alejados entre sí pero que, en realidad, están vinculados en lo más profundo. Si empujamos en un extremo obtenemos una reacción en lugares que parecen los menos probables. Hoy exploraremos la conexión entre el déficit fiscal y la política energética. Todos en Washington comienzan a “convertirse” y quieren corregir el déficit, con pensadores serios de todos lados que reconocen que debe haber una reforma y un camino hacia un presupuesto equilibrado. Con razón, se señala que el problema son los crecientes costos de la salud y la Seguridad Social y, dentro de poco tiempo, la reforma de los programas sociales será el centro de todas las preocupaciones.

    Pero el déficit (público) fiscal de los Estados Unidos no desaparecerá a menos que nos ocupemos también del déficit comercial. Como veremos, se trata de un problema contable sencillo, basado en 400 años de principios contables aceptados. Y resolver el déficit comercial en los Estados Unidos significa trabajar con nuestra política energética.

    Los desequilibrios comerciales entre los socios de la zona del euro también están en el centro de los problemas. Y, aunque volveremos a Europa en algunas semanas más (¿recuerdan cuando parecía que estábamos enfocados en Europa y Grecia durante meses?), hoy veremos el problema comercial desde una perspectiva norteamericana. Afortunadamente, este problema, que es grave, tiene una solución viable. Incluso podría suceder a pesar de la política pública aunque, si se desarrollara una política energética proactiva, podría desencadenar un verdadero renacimiento económico.

    Tenía deseos de explorar las consecuencias de la revolución del shale oil (petróleo no convencional). Los viejos yacimientos de petróleo están agotándose, como señalan los defensores del petróleo no convencional. ¿Dónde podremos encontrar los enormes yacimientos, baratos para explotar, que los reemplacen? ¿No hemos descubierto todo ese petróleo barato ya? Comenzaremos en el Texas de mi juventud, viajaremos a Dakota del Norte, donde estuve la semana pasada; y después pensaremos en las consecuencias de aquel viaje. Hay muchas conexiones y caminos interesantes para explorar. La carta será un poco más larga de lo habitual, porque contiene muchos gráficos.

    Mirar por Arriba de Mi Hombro

    Pero primero, este es el mes en el que los economistas y los analistas de inversiones recitan sus proyecciones anuales. Yo suelo hacer la mía en la primera semana de enero, después de haber leído cantidades de otras proyecciones en las tres últimas semanas del año. Simplemente porque he venido haciéndolo desde hace muchos años. Me propongo leer aquellas con las que sospecho que no coincidiré, para…